Felicidad ¿Y si no fuera lo que crees?

¿Hay alguien que no quiera ser feliz? Esta pregunta la hemos realizado en varias ocasiones y por lo general todos quieren ser feliz. La pregunta que surge de forma inmediata es, si todos lo buscamos, ¿por qué el caos se sigue incrementando?

Gran parte de mi vida he vivido buscando cosas, buscando crecer, buscando perfeccionarme, buscando nuevas tecnologías, buscando aprender, compartir lo aprendido, seguir buscando más y más. Sin embargo, algo sucede cuando alcanzas lo que deseabas y es que a deseo alcanzado deseo desechado. ¿Por qué? Se supone que debería darnos la tan anhelada felicidad, pero esto no dura más que un segundo y luego comienza nuestra mente concreta a indicarnos que algo nuevo se debe realizar, porque nos dará más felicidad o plenitud. O, por el contrario, nos quedamos recordando ese gran éxito alcanzado por días, semanas, años o incluso lo que resta de vida.

¿Cuál es el patrón que se observa en este último párrafo? Que cuando la felicidad se vincula al tiempo se desvirtúa.  Si yo quiero llegar a ser feliz, esto implica que necesito tiempo para alcanzarlo y ahí está la trampa. Por otro lado, si vinculo la felicidad a una cosa o situación externa, al momento de lograrlo, si el tiempo se detuviese experimentaría la plenitud, pero la cosa o la situación no es estática, es dinámica y como el tiempo sigue corriendo y yo me alejo de lo logrado, genero una nueva necesidad con el afán de volver a experimentar esa plenitud.

También se ha indicado que uno decide ser feliz, que no se debe asociar a nada externo, porque la felicidad es una decisión personal diaria. Hasta ahí todo bien, sin embargo, existe la creencia de que la felicidad o la plenitud implica no volver a vivir una situación incómoda, de necesidad o de caos. Se cree que uno nunca más vuelve a tener pensamientos negativos, no discute, no genera prejuicios, no se frustra, no se equivoca, no llora, …no cambia. Y como se cree en el modelo ideal, uno se esfuerza por lograr (tiempo) el tan anhelado estado de felicidad constante. Si este estado se alcanza, significa que se necesitó tiempo para ello y como ya vimos, al momento de lograrlo comienza nuevamente la mente concreta a generar desorden porque lo alcanzado ya se cumplió y como la vida continúa pasando nos lleva a la frustración.

¿Y si ser feliz fuese algo tan sencillo como ser uno mismo? Esto también se ha experimentado asociándolo al tiempo y se ha vuelto a caer en otra ilusión. ¿Por qué? Porque uno suele creer que no cambia. Que ser auténtico es no cambiar y no hay nada más peligroso que no cambiar. Porque la vida cambia constantemente y al tratar de adaptar la vida a mi forma, mi estructura, mi orden, termino generando mayor sufrimiento en mí, dejo de entenderla, comienzo a criticarla, comienzo a encontrar millones de errores, en otras palabras, dejo de vivir.

«La Prueba de una inteligencia de primer orden es la capacidad de sostener dos ideas opuestas en la mente al mismo tiempo y seguir funcionando» – F. Scott Fitzgerald

Entonces, ¿llegamos a un callejón sin salida? Desde una mente concreta es correcto, no existe una solución. Por lo mismo debemos entrar en una paradoja.

¿Qué significa entrar en paradoja? Que como dice la física cuántica están ocurriendo 2 eventos opuesto al mismo tiempo. Estamos arriba y abajo al mismo tiempo. Esto para una mente concreta no puede existir, o se está arriba abajo o se está abajo, pero no podemos estar en los 2 lados al mismo tiempo.

Si enfocamos la paradoja en la felicidad… ¿y si viviésemos totalmente coherentes con nosotros mismos y al mismo tiempo totalmente abiertos a cambiar lo que somos todos los días? ¿Y si fuésemos auténticos y al mismo tiempo poner en duda si realmente lo somos?

Esto conlleva a compartir lo que creemos honestamente y al mismo tiempo dejar de defender nuestro punto de vista, porque podríamos estar errados. Se da la libertad de ser totalmente diferentes a lo que éramos ayer y quizá a lo que seremos mañana y no hay ningún problema. Aquí entra la mente concreta a decir, ¿pero como puedes ser tan incoherente? 😊 No es que seamos incoherentes, simplemente caímos en una paradoja que esta mente jamás comprenderá.

«Las lágrimas verdaderas son mejor que las falsas sonrisas porque el crecimiento se da cuando se es auténtico» – Lao Tsé

LA PARADOJA DE LA FELICIDAD

Tiempo atrás asistí a un curso en el que se dijo que mentir era incorrecto. Una persona levantó la mano y dijo que él había cometido un error, porque le había mentido a su padre en su lecho de muerte acerca de unas deudas de dinero, para que se fuera tranquilo y no se preocupara. Esto de acuerdo con el correcto actuar estático sería un error. Sin embargo, otra persona le preguntó ¿cómo se había sentido con lo que hizo? Él contesto que se había sentido en paz a lo que la otra persona le indicó que había hecho lo correcto de acuerdo con el nivel de conciencia que tenía en aquella ocasión. O sea, en otras palabras, el hecho de haber sido coherente con él le generó paz, plenitud, felicidad.

¿Y si con un nuevo conocimiento y experiencia viviese el mismo escenario? A lo mejor haría algo totalmente diferente porque él ya no es el mismo, su nivel de conciencia tampoco y con ello ser coherente quizá sería hacer lo opuesto a lo que hizo en aquella ocasión.

O sea, que al vivir 2 cosas opuestas al mismo tiempo hace que el factor tiempo se anule y podamos redescubrir una verdad. Quizás el camino del autoconocimiento no sea tan sólo un camino, sino la sumatoria de todos nuestros caminos que, cuando nos decidimos a transitar cada uno el nuestro con un corazón abierto (autenticidad) y una mente abierta (coherencia), nos reconocemos, nos respetamos, nos valoramos y lo mejor de todo lo hacemos siendo felices.

AUTOR | DENIS ECHEGARAY

¿Quieres más cambios de mentalidad? 👍

Conoce la manera en que formamos para vivir en ambientes descontrolados, o sea, formación para la vida.

CANAL IGTV

CURSOS ONLINE

CURSOS DISPONIBLES

Reproducir vídeo
REVELA TU VALOR

Este curso resume 7 años de experiencias formando en ambiente descontrolados de miedo y caos revelando nuestro verdadero potencial:

  • 5 horas desarmando paradigmas.
  • Ampliación del modelo mental de aprendizaje.
  • Desarticulación del miedo desde 18 puntos de vista.
  • Análisis de los 3 destructores de la genialidad.
  • Te posicionarás donde viven genios y héroes.
  • Entrega de herramientas para centrarnos.
  • Dejarás de seguir el supuesto “éxito” para comenzar a seguirte a ti.
  • Acceso de por Vida a los 70 videos.
  • Actualizaciones del Curso incluidas.
OFERTA: CÓDIGO PROMOCIONAL
AVÍSAME DE NUEVAS OFERTAS

    Nombre (*)

    País (*)

    Email (*)

    Abrir chat
    ¿Necesitas ayuda?
    Hola ✌
    ¿Cómo podemos ayudarte?